Exceso de pasado da depresión, exceso de futuro da ansiedad. Vive hoy, vive simple.

Vivir el presente, una frase que hemos escuchado cientos de veces dicha por nuestros amigos, compañeros, familiares...y es la clave para disfrutar lo que está sucediendo sin preocuparse por lo que no podemos modificar por que ya pasó o por que aún no ha llegado.

Vivir el aquí y ahora nos permitirá a nosotros estar conscientes en el momento y lugar, poniendo todos nuestros sentidos en lo que está sucediendo. Ser plenamente conscientes de los que nos rodea hará que empecemos a ver la vida con otros colores...los aromas, los sabores, los sonidos, muchas cosas que todos los días nosotros dejamos pasar como parte de nuestra rutina, pero que en realidad nos pueden aportar mucho más de lo que creemos.

No hay que detenerse en el pasado, eso ya pasó y no tenemos forma de volver atrás para cambiarlo. Estancarse en problemas anteriores hará de nuestra vida una mochila difícil de cargar. Lo mismo con lo que está por venir, no podemos adelantarnos a situaciones que aún no llegaron, por lo tanto, no gastemos energía en querer alcanzar algo que tiene su tiempo de llegada.

Es así que podemos decir que el ayer es historia, el mañana es un misterio, el hoy es un regalo, por eso se llama presente.

Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario