Vivamos y que pase lo que tenga que pasar.

Dejar que las cosas fluyan y no preocuparnos por lo que podría pasar es algo que nos dará tranquilidad mental, ya que no estamos pensando en aquellas cosas que queremos que pasen, sino que dejamos que suceda lo que el mundo nos tiene preparado.

Que pase lo que tenga que pasar, una frase sabia que nos invita a relajarnos y esperar que la vida nos sorprenda cada día, con lo que nos tiene preparado para nosotros. No pensar constantemente en el futuro y en aquellas cosas que queremos que pasen hará que nuestra vida sea mucho más emocionante, sorprendente y alegre. Vivir el presente como un regalo es la clave para que a lo largo de nuestros años podamos encontrar el sentido a las cosas que van aconteciendo.

Por lo tanto no vivamos pensando en lo que pudo haber pasado ni en lo que tiene que pasar. El día a día, disfrutar los pequeños momentos de la vida, una canción, una comida, una charla, nuestro deporte favorito...son cosas que nos alimentan y llenan el alma y que muchas veces por tener la cabeza en otro lugar no logramos disfrutar en profundidad.

El Mindfulness es la práctica que nos invita a tener el cuerpo y mente en el presente, dejando de lado cualquier obstáculo para disfrutar y sentir lo que está pasando. Entonces, tratemos de ver lo que pasa a nuestro alrededor en el mismo momento que lo estamos observando y dejemos de lado lo que nos quita de ello.

Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario