Lo que tú tienes, muchos lo pueden tener, pero lo que tú eres, nadie lo puede ser.

Cuántas veces escuchamos que lo material va y viene, que las cosas materiales quedan en este mundo y que lo que importante es cómo somos, con nosotros mismos, y con los demás.

Esta frase célebre nos viene a explicar que lo importante en la vida no es tener, acumular y rendirle culto a nuestros bienes, si no que lo que realmente nos hará gratas personas es ser nosotros mismos, no fingir ante nadie por vergüenza o por conveniencia.

Lo que tú eres nadie te lo puede quitar, es algo inherente a nosotros que debemos sacar a la luz y disfrutar. El hecho de poder estar presente cada día, compartiendo nuestro tiempo con nuestros seres queridos y demostrando nuestro cariño hacia los demás, es lo que nos va a dar la verdadera felicidad, no así lo material, que un día está, pero al otro ya no.

No dejemos pasar la oportunidad de vivir como somos, sin máscaras ni nada por el estilo. Recuerda que a este mundo vinimos sin nada y nos iremos sin nada, por lo tanto disfruta los momentos y vive tal cual eres.

Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario