Queremos ser más felices que los demás, y eso es dificilísimo, porque siempre les imaginamos mucho más felices de lo que son en realidad
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario