No todos pueden llegar a ser ricos, sabios, famosos... En cambio, todos estamos llamados a ser santos
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario