Los sabios hablan porque tienen algo que decir. Los tontos hablan porque tienen que decir algo
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario