La risa es un tranquilizante sin efectos secundarios. Así que levanta la cabeza, sonríele a la vida y sigue tu camino
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario