En tu vida hay dos piezas que no encajan: la cabeza y el sentimiento
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario