Escribí tu nombre en la arena y lo llevó la marea. Lo escribí en la tierra y lo llevó el viento. Pero lo escribí en mi corazón... y quedó para siempre
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario