Cuanto más renuncias a tu propio yo, mayor y verdadero es tu amor
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario