El sabio no busca el placer, sólo busca la ausencia de dolor
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario