El mayor azote de la vida moderna es tener que dar importancia a cosas que, en realidad, no la tienen
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario