El amor verdadero no tiene final feliz. Porque simplemente no tiene final
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario