Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed
Compartir Compartir Compartir

1 comentario: