El amor es como un niño recien nacido: no se sabe si vive hasta que llora
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario