El amor es una fuente inagotable de reflexiones: profundas como la eternidad, altas como el cielo y grandiosas como el universo.
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario