La dicha de la vida consiste en tener siempre algo que hacer, alguien a quien amar y alguna cosa que esperar
Compartir Compartir Compartir

0 comentarios:

Publicar un comentario